Home Calidad del tomate Dureza FISIOLOGIA Y DESARROLLO DEL FRUTO DE TOMATE
FISIOLOGIA Y DESARROLLO DEL FRUTO DE TOMATE

DUREZA O CONSISTENCIA EN EL FRUTO DE TOMATE.

La conceptualización por parte del consumidor de un fruto con calidad, incluye el parámetro firmeza o consistencia.  Es deseable que los tomates permanezcan consistentes (duros) al alcanzar la coloración en consumo.  Para la evaluación y medida de la firmeza en los furtos, se utiliza un durómetro que comprime la pared del fruto hasta una dterminada deformación, previamente definida, midiendo de esta forma la fuerza necesaria en dinas/cm2 (Zerbini et al., 1991).

La medida de la dureza mediante en la zona ecuatorial del tomate, mediante un durómetro, se muestra como un buen método para diferenciar las variedades comerciales actualmente en uso ( Hoyos et al., 1994).

La dureza por tanto es uno de los componentes más observados en la actualidad, ya que se produce un transporte a largas distancias desde las zonas productivas hasta el consumidor final.  Lo que se traduce en productos, tomates, frutos que mantengan la consistencia entre 10-15 días como mínimo para evitar el rechazo final del cliente.

 

 

FRUCTIFICACION Y FLORACION DEL TOMATE

El fruto es una baya, que presenta  de 2 a 12 lóculos, dicha baya suele ser globosa o piriforme.  En la epidermis de los frutos se desarrollan pelos y glándulas que al llegar al estado de madurez desaparecen.  En su interior presenta numerosas semillas, aplanadas, de tamaño pequeño, que se encuentran embebidas en una masa gelatinosa que se forma del tejido parenquimático que rellena las cavidades del fruto ya maduro.  La planta de tomate es una especie diploide con 24 cromosomas en sus células somáticas (Atherton y Rudich, 1986).

 

Durante la madurez del fruto se producen cambios fisiológicos y bioquímicos que conducen a la adquisición del color, textura, aroma y sabor requeridos para su consumo. El fruto de tomate se caracteriza por ser climatérico, al iniciar la maduración aumenta la respiración y la producción de etileno, lo que conlleva al ablandamiento de la pared celular y al incremento de azúcares en el fruto.  Foto 3.   El mantenimiento de estas características durante el mayor tiempo posible amplia las posibilidades de comercialización especialmente cuando se destina al mercado para consumo en fresco (Zorzole et al, 2000).  Dentro de la especie, Solanum lycopersicum L.,, se han encontrado algunos mutantes naturales que alteran la madureza del fruto.  Entre estos mutantes se encontraron el gen rin (ripening inhibitor) y el gen nor (non-ripening), localizados en los cromosomas 5 y 10, respectivamente, son descriptos como genes recesivos que alteran la producción de etileno durante la senescencia.  Estos mutantes, en homocigosis o heterocigosis, confieren mayor firmeza y una mayor vida postcosecha al fruto.

.  Flores

 

Las flores son hermafroditas, actinomorfas y péndulas, de 1 a 2 cm de largo y color amarillo brillante.  El cáliz suele estar formado por 5 a 10 segmentos, que pueden ser desde lineales hasta lanceolados y persistentes.  El tamaño del cáliz va aumentando a medida que se va desarrollando el fruto.  La corola es amarilla, rotada, con el tubo corto, se halla dividida en 5 ó más lóbulos, con gran cantidad de pelos glandulares.  Existen 5 ó más estambres que se encuentran adheridos al tubo de la corola, provistos de filamentos cortos y anteras conniventes, dehiscdentes por hendiduras longitudinales.  La unión de 5 ó 6 carpelos conforman un pistilo único.  El ovario es bilocular ( pueden existir hasta 10 lóculos en algunas variedades cultivadas).  Las flores se disponen en cimas axilares paucifloras, cada una de las cuales lleva normalmente de 5 a 6 flores y a veces pueden llegar has 30 (Atherton y Rudich, 1986).  Normalmente, el eje principal se ramifica por debajo de la primera flor formada dando lugar a una inflorescencia compuesta.  La flor está unida al ramo por un pedicelo que contiene una zona de abscisión y con posterioridad, una ver maduro el fruto, la recolección del mismo se puede realizar por la zona de abscisión o por la inserción del fruto al pedicelo.

 

 

FLORACIÓN EN EL TOMATE

 

El desarrollo de la flores ( diferenciación floral), constituye la etapa previa a la fructificación.  Esta diferenciación se vé influenciada por las condiciones ambientales de iluminación, temperatura, nutrición de la planta y la posible competencia por los nutrientes con otros órganos de la planta.  Dentro de una misma inflorescencia, se pueden observar los diferentes estadíos de desarrollo del ramo floral, yemas florales cerradas, flores abiertas, frutos pequeños y medianos.  Foto 2

 
tomatecherry.es